BLOG

8 razones de por qué el tap es bueno para los niños

La renombrada coreógrafa Martha Graham dijo una vez: “Ya sea practicar la danza para aprender a bailar o practicar la vida para aprender a vivir, los principios son los mismos”. La danza, y en particular Tap, es una actividad genial para los niños. Es un buen ejercicio, ayuda a desarrollar resistencia, coordinación, disciplina y flexibilidad, entre otras cosas. Aquí hay 8 otras razones fantásticas de por qué es bueno para los niños aprender tap:

1. Es entretenido y vistoso: Tap es una forma de danza de espectáculo, diseñado para mostrar y encantar al público. El bailarín de tap es carismático, divertido y simpático para mostrar su arte. Adicionalmente, Tap tiene la particularidad de mezclar danza con percusión. No es difícil llamar el interés de un niño con zapatos que suenan, pasos vistosos y ejercicios entretenidos.

2. Es un buen ejercicio: Tap hace que los pies se muevan, que el cuerpo esté en constante ejercicio y que el corazón trabaje. Los músculos de las piernas se fortalecen y mejora el metabolismo del cuerpo completo. Contribuye a la extensión de la musculatura por lo que es fomenta el crecimiento en los niños, y no es focalizado, por lo que todos los niños pueden practicarlo.

3. Ayuda a desarrollar balance y coordinación: Tap desarrolla la coordinación de quien lo baila al combinar el oído musical con la coordinación de los pies con el resto del cuerpo. La habilidad coordinada de los pies ayuda al balance corporal y mejora la postura. Si desde etapas tempranas los niños hacen tap y aprenden coordinación y postura en forma natural, su desarrollo futuro es más prometedor.

4. Ayuda a expresar creatividad: Tap provee un espacio maravilloso para que los niños muestren su creatividad. Después de aprender los pasos básicos y coreografía simple, los tapperos (bailarines de tap) son libres de encontrar sus propios ritmos y pasos. Una vez se conoce la base del tap, la creatividad aflora en forma natural. Es muy común en los tapperos zapatear en todas partes y escuchar ritmos en todas las cosas.

5. Enseña disciplina: Tap es una actividad compleja que requiere disciplina y temple para aprender. El aprendizaje de Tap se requiere primero que los niños aprendan autodisciplina, a poner atención y a seguir instrucciones. El desafío personal de sacar un paso y el desafío grupal de sonar afinado, disciplina a los niños sin que estos sepan siquiera que los están disciplinando.

6. Crea autoestima y ayuda a superar la frustración: Tap es una actividad compleja para aprender, pero que todo el mundo puede lograr. Se puede enseñar paso por paso y al ritmo de cada persona. Sacar un paso difícil ayuda al tappero a creer en sí mismo y en sus compañeros. Ser capaz con práctica de lograr algo que se veía difícil en un principio ayuda a crear herramientas para afrontar la frustración. Presentarse ante una audiencia y recibir el cariño del público enaltece el espíritu y mejora el alma. Una persona que encuentra en etapas tempranas su creatividad, su coordinación y su disciplina, sin duda tendrá una buena autoestima para la evita en etapas futuras.

7. Es una buena manera de conocer nuevos amigos: La danza en general es una verdadera actividad colaborativa. Tap en particular requiere de coordinación no solo personal sino de grupo para sonar bien, por lo que se necesita que las personas trabajen en equipo y se escuchen. Un niño puede fácilmente encontrar amigos para toda la vida en el salón de clases de tap.

8. Es un estilo de danza unisex: Si bien la danza en general es unisex, muchas personas tienden a pensar que disciplinas como el jazz y el ballet son más para niñas que para niños. Tap es un estilo neutro y elegante que encanta por sí mismo. Tanto niños como niñas se ven atraídos a esta novedosa de bailar y hacer música al mismo tiempo.

© Copyright 2017- Tap Jazz Center